Querida Comunidad:
 
El día de hoy recibí confirmación del delicado estado de salud por el que transita nuestro querido maestro y amigo Lama Alan Wallace. Aparentemente es presa de una fuerte neumonía en uno de sus pulmones que naturalmente ha reducido su capacidad respiratoria. Por ello ha sido internado en el hospital donde ahora se encuentra recibiendo los mejores cuidados. Parece ser que ha resultado negativo a las pruebas de Covid y la infección pulmonar es consecuente de alguna otra condición. Como suele suceder estos días es mejor esperar para recibir el mejor y más preciso diagnóstico. Alan pidió esta noticia no se hiciera circular en redes ya que no desea preocupar a nadie. Sin embargo, tomo el riesgo de contradecir sus deseos para solicitar de todos ustedes, en especial aquellos que tienen algún vínculo con él, que lo tengan muy presente en sus plegarias y le manden sus mejores deseos. De ser posible realizar la práctica de Vajrasatva, Buda de la Medicina, Tara o Guru Rinpoche.
 
Muchos maestros, entre los que se encuentran el Dalai Lama, Jetsunma Tenzin Palmo, Gyatrul Rinpoche, y Sakya Dagmola han mandado sus plegarias y mejores deseos.
 
Hace algunos minutos pude hablar directamente con Alan en el hospital. Me comunica se encuentra muy débil y con mucho dolor. Espero pronto se recupere y vuelva a las múltiples actividades con las que beneficia a incontables seres.
 
Le extendí a nombre de todos nosotros nuestro profundo afecto, gratitud, mejores deseos y grande admiración.
 
La vida es un obsequio frágil que puede perderse en cualquier momento. Aprovechemos cada instante para imprimir un genuino significado a la misma, la búsqueda de la felicidad genuina al través del estudio y práctica del Dharma.
 
Cuídense todos mucho por favor, más al mismo tiempo vivan ausentes de temor. Para aquellos que comprenden la naturaleza de la mente, lo que llamamos vida y muerte son tan solo un sueño.
 
Abrazos afectuosos.
 
Lama Tony Karam

One Comment

  1. ANTONIO SORIANO

    por supuesto, envío mis plegarias y mejores deseos para un pronto restablecimiento de ese extraordinario ser humano y magnífico profesor, ALAN.
    Con mucho afecto,

    Antonio Soriano

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *