Dalai Lama Destacado

Un mensaje de esperanza del Dalai Lama

En tiempos de problemas, la historia del Dalai Lama es una que merece ser repetida. Entre las dificultades que sufrió se encuentra el haber sido arrancado de sus padres campesinos cuando era un niño pequeño y estar instalado en un viejo y espeluznante palacio, donde se le encomendó la tarea de reaprender casi cada ápice de los conocimientos que había logrado asimilar en su vida anterior como el 13º Dalai Lama. Luego se le pidió, a los 15 años, que se enfrentara a las autoridades chinas que estaban invadiendo su tierra natal y que pronto se apoderarían de ella por completo. Y desde luego incluyen el tiempo en que él, a la edad de 23 años, fue obligado a disfrazarse y a huir del Tíbet al amparo de la noche, pasando el siguiente par de semanas cruzando tramos mortales del Himalaya antes de llegar como refugiado a la India, donde ha vivido en el exilio durante los últimos 61 años.

A lo largo de todo ese tiempo, su trabajo como líder espiritual del pueblo tibetano ha sido actuar con ecuanimidad. El hecho de que lo hiciera, y lo siga haciendo, le ha convertido en una inspiración internacional, en un faro de esperanza para millones de personas. Recientemente, le dio a Rolling Stone la oportunidad de ahondar en cómo ha mantenido la calma todos estos años, y en cómo nosotros también podríamos, incluso mientras el mundo implosiona a nuestro alrededor.

Su santidad, estamos en un momento en el que hay mucha ansiedad y dolor en torno al coronavirus. ¿Cuál es su consejo para la gente que está luchando?

Esta pandemia es muy seria. Muy triste. Estamos muy asustados. Eso no es útil. Debemos combatirla. Especialistas, científicos, médicos… están trabajando en ello, lo aprecio mucho. Si el problema puede ser superado, entonces no hay necesidad de preocuparse, debemos hacer un esfuerzo para superarlo. Si no hay forma de resolver el problema, no sirve de nada preocuparse demasiado. Traducido con la versión gratuita del Traductor de DeepL.

Pero es difícil no preocuparse. ¿Cómo se mantiene alejado de la preocupación?

A través del entrenamiento en enfrentar las emociones destructivas y en desarrollar emociones positivas. Esto es muy importante. Toda emoción destructiva se basa en las apariencias, no en la razón, así que no podemos meditar sobre la ira, el odio, el miedo. Pero las emociones positivas como la compasión, el altruismo o el entusiasmo se basan en la realidad, en la razón, así que podemos entrenarlas a través de la meditación. Ignoren las imágenes que provienen del sentido de la vista, ignoren los sonidos, presten más atención a su mente. Sólo el cerebro humano tiene la capacidad de concentrarse en un punto y analizarlo.

¿Qué clase de estudiante era usted?

Era bastante perezoso. ¡Mi tutor a veces amenazaba mostrándome una fusta! Pero poco a poco, mi mente y mi cerebro se fueron agudizando. Ciertas materias que los estudiosos encuentran difíciles, para mí eran fáciles. Así que creo que en mi vida anterior debía haberme familiarizado con esa asignatura.

El álbum Inner World fue lanzado en su 85 cumpleaños. ¿Hay algo beneficioso que su música haya podido hacer en este tiempo que usted no haya podido hacer?

Mi principal práctica es el altruismo. Mi cuerpo, mi habla y mi mente están dedicados al bienestar de los 7 mil millones de seres humanos. Los sonidos los hacen sentir más felices. El sonido afecta a la mente. Cuando suena la música… nuestra cara cambia así: [Su Santidad muestra una amplia sonrisa].

Ha dicho que el próximo Dalai Lama podría ser mujer o tal vez no debería haber un XV Dalai Lama. ¿Cuál es el futuro de la institución?

¡El próximo Dalai Lama no es asunto mío! El pueblo tibetano tiene derecho a decidir si la institución debe continuar o no.

Si se reuniera con Donald Trump, ¿hay algo que le gustaría decirle?

Hoy, mi compromiso número uno es tratar de promover un espíritu de unidad de los 7 mil millones de seres humanos. Espero que todos los líderes del mundo, y en particular los líderes de las grandes naciones: Estado Unidos de América, Rusia, China, India… vean la unidad de los 7 mil millones de seres humanos. Cuando se convirtió en presidente, proclamó: «America First», sobre eso tengo algunas reservas. USA es la nación líder del mundo libre, así que moral e históricamente, tiene ciertas responsabilidades.

Los niños y niñas a los dos años, juegan juntos. No les importa la religión de los demás niños y niñas, ni su nacionalidad. Sin embargo, una vez que comienza su educación, en la que no se menciona mucho la calidez de corazón, sólo el conocimiento intelectual; se forma en ellos la idea de «nosotros» y «ellos», y luego, gradualmente las ideas de: «mi país o su país», «mi religión o su religión». Nuestra educación debería incluir enseñanzas morales. No religiosas sino éticas. El éxito de nuestra propia vida depende en gran medida de la calidez de corazón.

¿Es eso lo que usted llama «egoísmo sabio»?

Cuidar de los demás es la mejor manera de satisfacer nuestro propio interés. El altruismo es muy útil, muy importante para mantener la paz mental. Cuando conozco a una persona, sea quien sea, siento que son mis hermanos y hermanas. Eso me trae paz interior. Creo que puedo decir que el Dalai Lama, dondequiera que vaya, siempre sonríe.


Publicado por Rolling Stone el 25 de septiembre de 2020. Por Alex Morris.

About Gonpo Phyag

Escribe un comentario

A %d blogueros les gusta esto:
Ir a la barra de herramientas