Dalai Lama Destacado

La rutina diaria del Dalai Lama

Foto: Su Santidad el Dalai Lama haciendo ejercicio en su cinta de correr en su residencia de Dharamsala, HP, India, el 15 de agosto de 2004. (Foto cortesía de Manuel Bauer)

 

«Todos los días, cuando me levanto, pienso que soy afortunado de estar vivo. Tengo una preciosa vida humana, y no la voy a desperdiciar. Voy a usar todas mis energías para desarrollarme, para expandirme a los demás; para alcanzar la iluminación para todos los seres. Voy a tener pensamientos amables hacia los demás, no me voy a enojar ni a pensar mal de los demás. Voy a beneficiar a los demás tanto como pueda.»

Su Santidad el XIV Dalai Lama

Cuando la gente le pregunta cómo se ve a sí mismo,  Su Santidad el XIV Dalai Lama siempre responde que es un simple monje budista. Sin embargo, su rutina diaria no es la de cualquier monje, muy a menudo está fuera de Dharamsala en viajes largos tanto dentro de India como al extranjero. Durante esos viajes, la rutina varía dependiendo de su agenda de compromisos. Es madrugador e intenta, dentro de lo posible, retirarse temprano en la noche.

Cuando está en su casa en Dharamsala, se despierta a las 3 am. Después de su ducha matutina, comienza el día con oraciones, meditaciones y postraciones hasta las 5 am. A esa hora hace una corta caminata alrededor de las instalaciones exteriores de la residencia. Si está lloviendo, Su Santidad usa una caminadora. El desayuno se sirve a las 5.30 y tradicionalmente consta de avena caliente, tsampa (harina de cebada asada), pan con conservas y té. Comúnmente durante el desayuno, le gusta escuchar las noticias y entonces sintoniza la radio internacional de la BBC en inglés. De 6 a 9, continúa su meditación matinal y oraciones. Desde alrededor de las 9, usualmente, dedica tiempo a estudiar varios textos y comentarios budistas escritos por grandes maestros y maestras budistas. El almuerzo se le sirve a las 11.30.

La cocina de Su Santidad en Dharamsala es vegetariana, pero, durante sus visitas a otros países, su dieta no es necesariamente vegetariana. Siguiendo las estrictas normas vinaya, no cena. Si hay necesidad de discutir algún tema de trabajo con su personal o mantener algunas audiencias y entrevistas, Su Santidad está presente en su oficina entre las 12.30 y las 3.30 pm. Habitualmente, durante una tarde en la oficina se programa una entrevista junto con varias audiencias, tanto para tibetanos como para no tibetanos. A su retorno a su residencia, se toma su té de la tarde alrededor de las 5. Esto es seguido por oraciones y meditación, para finalmente retirarse en la noche, alrededor de las 7.

Escribe un comentario

A %d blogueros les gusta esto:
Ir a la barra de herramientas