Material Noticia

Cuida tu sistema inmune

Por el Dr. Tseten Namgyal


En este momento, la salud pública se encuentra en peligro debido a la proliferación de un nuevo virus no estacional de rápida propagación y de efectos diversos a nivel individual y social. El SARS-CoV2, virus que desencadena la enfermedad de COVID-19 es el agente responsable de una disminución notable de la respuesta inmune y de algunas de las principales funciones fisiológicas, como lo es la oxigenación, la circulación y la digestión. Estamos frente a un virus que necesita de una célula viva y tener un entorno favorable para que pueda replicarse a sí mismo causando un desequilibrio en el cuerpo humano portador. En algunos casos afectará más el corazón, riñones, pulmones, hígado o colon. Dicho esto, es de vital importancia tomar en cuenta que las medidas sanitarias como el distanciamiento social, la higiene y desinfección de espacios comunes es sumamente importante, pero igualmente lo es tomar en cuenta nuestro estado de salud actual y buscar su fortalecimiento.

Asimismo, aquellas personas que tienen padecimientos crónicos como diabetes, hipertensión, VIH, enfermedades pulmonares, colesterol/ triglicéridos altos, cáncer entre otros, deben continuar al cuidado de sus padecimientos ya que el SARS-CoV2 tiene la capacidad de debilitar aquellas áreas de nuestra salud que se encuentran comprometidas.

A continuación presentamos algunas herramientas y alternativas de origen natural que pueden ser de mucha utilidad para fortalecer el sistema inmune, metabólico, digestivo y funciones del corazón. Estas herramientas no sustituyen un chequeo general ni una evaluación profesional, simplemente son recursos para tomar en cuenta a la hora de tomar decisiones sobre nuestra salud.

Toma agua hervida

En la medicina oriental se reconoce el valor de la energía del calor sobre alimentos y be- bidas. El “fuego” o calor presente en el agua hervida mejora la posibilidad de obtener sus minerales y estimular el metabolismo, mismo que es de vital importancia para una correcta digestión. El cuerpo humano requiere de agua para llevar a cabo el transporte de oxígeno a las células del cuerpo y para depurar la sangre de agentes tóxicos presentes en ella, además participa en la nutrición y función en general del cerebro. Recomendamos tomar un litro de agua hervida al día. No se necesita exceder su consumo. También es recomendable tomar tés y jugo de frutas y verduras.

Té de jengibre

Las cualidades del jengibre son igualmente benéficas para el metabolismo, ya que al ser un elemento caliente estimula nuestra circulación, eleva nuestra temperatura y ayuda a desinflamar tejidos del sistema digestivo. Si eres hipertenso o tienes problemas de coagulación, deberás tener precaución al tomarlo ya que el jengibre puede adelgazar la sangre y empeorar estos síntomas. Puede ser té en bolsitas, comprarlo en polvo o hacerlo tú mismo. Se recomienda no exceder la cantidad de una cucharada sopera por taza y por día.

Para preparar el té de raíz de jengibre, solamente se tiene que cortar la porción que se va a utilizar, triturarla y ponerla a hervir en medio litro de agua por 3 minutos. No dejar hervir el jengibre demasiado tiempo. El té debe tener un sabor picante pero nunca debe de ser intolerable o excesivo. Al tomar este té, recomendamos agregar el jugo de medio limón y una cucharadita de miel de abeja.

Omega 3

El omega-3 es un nutriente importante y muy necesario que no es producido de forma natural por el ser humano. Se obtiene de una fuente natural como el pescado o en forma de suplemento vitamínico.

Estos ácidos grasos ayudan a regular la grasa dentro de los vasos sanguíneos previniendo enfermedades cardiovasculares. Estos nutrientes también
favorecen las funciones cognitivas, alimentan los tejidos del cerebro y ayudan a proporcionar mejor estabilidad y claridad mental. Se recomienda tomar
un gramo al día o simplemente consumir pescado de manera regular (evita freírlo). Se sugiere tomar este suplemento por periodos de hasta un año. Después de dos o tres meses puedes retomarlo.

Vitamina D

La función más conocida de la vitamina D es la de ayudar a fijar el calcio en los huesos, sin embargo ésta también interviene en otras funciones del cuerpo como los músculos y el sistema nervioso debido a que los nervios la necesitan para transmitir mensajes entre el cerebro y cada parte del cuerpo, así también el sistema inmune emplea la vitamina D para combatir virus y bacterias que lo invaden. Recomendamos comprar un suplemento de 1000 UI (unidades internacionales).

Dieta alcalina

En términos coloquiales se explica lo que significa la alcalinidad en el cuerpo.
El PH es igual al nivel de acidez o alcalinidad del cuerpo humano, por ejemplo
en la sangre y en determinadas substancias de nuestro cuerpo. La acidez corresPobre a la inflamación, irritación y falta
de oxigenación de un tejido. Por lo tanto
la alcalinidad corresponde a un entorno
libre de irritaciones, inflamaciones, calor
excesivo, y con una oxigenación óptima.
Una dieta ácida es aquella que nos inflama, irrita, causa malestar y poca energía. Los carbohidratos de las harinas blancas, el azúcar blanca y los alimentos altamente industrializados no ayudan más que a debilitar nuestra salud.

El PH adecuado es uno medianamente alcalino. Esto quiere decir que no se debe poner el 100% de atención en determinar si lo que comes es alcalino o ácido. Lo que se debe hacer es enfocarte en comer alimentos preparados en casa, evitar comer en la calle, hacer a un lado los excesos y los malos hábitos que dañan tu salud (alcohol, cigarro, dulces, etc.) Comer fruta, verdura, pollo, pes- cado, carne de res, tortilla, frijol, garbanzo, lenteja, amaranto, chía, pan integral, miel de agave, leche sin lactosa, café orgánico, etc.

Tip 1: El hielo, raspados, helados, gaseosas, cervezas, fruta congelada y otros alimentos recién sacados de la nevera debilitan nuestra digestión provocando frialdad y lentitud en nuestro proceso metabólico.

Tip 2: Prepárate una sopa de cola de res o huesos de res (también puede ser con carne de res o pollo). Hierve los huesos o la carne muy bien (si son huesos debes hervirlos por dos horas para extraer los minerales de los huesos). Si sólo agregas la proteína, considera el tiempo normal de cocción. Agrega ajo, jengibre, pimienta negra, sal de mar o rosa, y al final agrega una variedad de siete diferentes vegetales. Te recomendamos: zanahoria, jitomate, brócoli, acelgas, espinacas, chayote y calabazas. No dejes hirviendo los vegetales, apagar el fuego y las verduras se cocerán naturalmente.


Más información

Medicina tibetana

Medicina Tradicional Tibetana

Si tienes interés en profundizar en el conocimiento de tu estado de salud actual, fortalecer aún más tu sistema inmunológico, prevenir enfermedades, incluso si ya estás enfermo pero aún deseas conocer una alternativa adicional, puedes acercarte al equipo de Medicina Tibetana de Casa Tibet México al teléfono 553510 6741 para agendar una consulta.

Existe una gran variedad de fórmulas milenarias que se han desarrollado y probado por incontables personas para el tratamiento de las más diversas enfermedades conocidas tanto en occidente como en oriente. El tratamiento que vas a recibir es totalmente personalizado con base en tu edad, género, constitución física, energética y emocional.

Medicina Tradicional Tibetana Dr. Tseten Namgyal
Asistentes: Gerardo López Maru Frutis
Teyata Om Bekandze Bekandze Maha Bekandze Randza Samundgate Soha

Lunes – Miércoles – Viernes
11:00 a.m. – 04:00 p.m.
Tel 55 52 64 41 61 doctornamgyal@casatibet.org.mx marufrutis@casatibet.org.mx
WhatsApp 55 35 10 67 41 mensajes y llamadas

 

About Gonpo Phyag

Escribe un comentario

A %d blogueros les gusta esto:
Ir a la barra de herramientas