61er. Aniversario del Día del Levantamiento Nacional Tibetano

Declaración del Presidente de la Administración Central Tibetana en Ocasión del 61er. Aniversario del Día del Levantamiento Nacional Tibetano

Foto: Dr. Lobsang Sangay, Presidente de la CTA


El 10 de marzo de 1959, el pueblo del Tíbet se rebeló contra la ocupación ilegal de un Tíbet soberano. Con sus puños en el aire, los tibetanos inundaron las calles de Lhasa gritando: “¡Bhodkyi dhakpo bhodmi yin!” “¡El Tíbet pertenece a los tibetanos!”

Su Santidad el XIV Dalai Lama del Tíbet describe el 10 de marzo de 1959 como el “día  destinado a ser el más trascendental que Lhasa haya visto nunca “, en sus memorias My Land  and My People (Mi País y Mi Pueblo). Él continúa diciendo: “Me sentí como si estuviera parado  entre dos volcanes, cada uno de los cuales podría entrar en erupción en cualquier momento.  Por un lado, estaba la vehemente, inequívoca, unánime protesta de mi pueblo contra el  régimen chino, por el otro, estaba el poder armado de una fuerza de ocupación poderosa y  agresiva “.

Los chinos respondieron a las manifestaciones pacíficas tibetanas con fuerza bruta. El entonces Cónsul General de India en Lhasa informó que el Ejército Popular de Liberación chino descargó sus “morteros de artillería, ametralladoras y todo tipo de armas automáticas” sobre tibetanos indefensos.

Estamos aquí, juntos, como una sola persona, en el 61er. aniversario de ese día, para rendir  homenaje a esas valientes hijas e hijos del Tíbet, y para tomar inspiración en sus sacrificios en nuestra lucha por restaurar la libertad y la paz en el Tíbet. Durante los últimos 60 años, los tibetanos en el Tíbet han sido firmes en su lucha contra la ocupación ilegal del Tíbet. ¿Cómo es la vida hoy para los tibetanos comunes bajo el dominio chino?

El reciente Informe de Freedom House 2020, por quinto año consecutivo, colocó al Tíbet como la segunda región menos libre del mundo, después de Siria. Reporteros sin Fronteras  informó sobre el control chino cada vez más estricto sobre la prensa en su Índice Mundial de Libertad de Prensa 2019.  El informe de Human Rights Watch 2020 destacó la amenaza para el idioma tibetano en el Tíbet, dado que China fuerza políticas educativas bilingües motivadas  políticamente. Estos hechos de creciente y continua opresión de los tibetanos reflejan lo que  los tibetanos dentro del Tíbet nos cuentan sobre sus vidas bajo la ocupación china a través de sus actos cotidianos de resistencia.

Desde 2009, 154 tibetanos se han autoinmolado. El último es Yonten, de 24 años, del municipio de Ngaba Meruma, quien falleció después de autoinmolarse el 26 de noviembre de 2019. En 2015, Tashi Wangchuk, un activista del idioma tibetano, dijo en una entrevista que le dio al New York Times, “Muchos tibetanos se han autoinmolado. Puedo entenderlos ahora porque tenemos muy pocas formas de resolver problemas”. Fue arrestado a principios de  2016 y condenado a cinco años de prisión (en 2018) por “incitar al separatismo”. El 27 de enero de este año, casi mil escritores, lingüistas, traductores y activistas del lenguaje firmaron una carta abierta, publicada por PEN América pidiendo su liberación inmediata.

Del mismo modo, Sonam Palden, un monje de 22 años del monasterio de Kirti, ha estado en detención en régimen de incomunicación desde setiembre de 2019. Se alega que Palden  criticó la política de China hacia el idioma tibetano en una publicación de WeChat. Human  Rights Watch confirma que el idioma chino se impone obligatoriamente incluso a nivel de jardín de infantes. Desde 2019 las autoridades chinas en Golog han impuesto el idioma chino

obligatorio en primaria y escuelas intermedias, desplazando el idioma tibetano como medio de instrucción. A los niños en Nangchen se les ha prohibido asistir a clases de idioma tibetano en  los monasterios, durante las vacaciones escolares.  Las autoridades describieron el estudio del idioma tibetano como “ilegal”.

En noviembre pasado, siete tibetanos fueron arrestados por su protesta pacífica en Sershul, Tibet oriental. Tras la protesta, 30 monjes y laicos fueron detenidos bajo sospecha de poseer “imágenes de Su Santidad el Dalai Lama”. Se desconoce el actual paradero de Wangchuk de 45 años, desde su detención en Shigatse por cargos de compartir libros de Su Santidad a través de WeChat.

La Orden no 13, emitida por el gobierno chino en noviembre de 2019, tiene como objetivo sinicizar el budismo tibetano y poner restricciones draconianas a las instituciones religiosas. El  año pasado, el gobierno chino desalojó por la fuerza a 7100 monjes, monjas y practicantes  budistas del Instituto Budista Yachen Gar en medio de su demolición en curso. Muchos de los  desalojados fueron forzados a entrar en el llamado “Campamento de reeducación patriótica”.

El partido comunista chino les prohíbe a los funcionarios tibetanos retirados del partido  participar en cualquier actividad religiosa budista.

Se celebró la tercera sesión del llamado 11er. Congreso Popular de la Región Autónoma  Tibetana, en enero de este año, el que legisló sobre la “unidad étnica” obligatoria. Esta ley que entrará en vigor a partir del 1 de mayo 2020, legalizará formalmente los matrimonios mixtos, los subsidios para los migrantes chinos y otros intentos similares de sinicizar la identidad tibetana. La sinicización es el problema, no la solución.

Las recientes noticias de un acuerdo secreto firmado entre Nepal y China durante la visita del presidente chino Xi el año pasado y un tratado económico similar firmado entre China y Myanmar con este último reconociendo al Tíbet junto con Xinjiang y Taiwán como “Partes inalienables de China” son ejemplos del mal uso agresivo de China de su influencia económica para avanzar en su agenda política.

Es por eso que el reconocimiento de nuestra lucha por parte de la comunidad internacional es crucial. Agradecemos a nuestros partidarios por continuar apoyando al pueblo tibetano y agradecemos a las organizaciones internacionales por apoyar la verdad de nuestra lucha proporcionando informes fácticos, aunque alarmantes, sobre el Tíbet, cada año.

En un acontecimiento trascendental, el 28 de enero de este año, la Ley de Política y Apoyo Tibetana (HR 4331) fue aprobada con un voto abrumador en la Cámara de Representantes de  Estados Unidos. En nombre de todos los tibetanos, quisiera agradecer a Nancy Pelosi, la  Presidenta de la Cámara de Representantes, a los copatrocinadores:  Representante James  Patrick McGovern (D), Representante Christopher Henry Smith (R) y todos los miembros bipartidistas del Congreso, quienes ayudaron y apoyaron la aprobación de esta Ley.

Esperamos que el Senado apruebe la misma Ley y agradecemos a los copatrocinadores el  senador Marco Rubio (R) y el senador Ben Cardin (D) por su liderazgo.

En octubre de 2019, durante su visita oficial a Dharamsala, el embajador Brownback reiteró el apoyo de los Estados Unidos a Su Santidad y al pueblo tibetano. El embajador Brownback fue uno de los más altos funcionarios del gobierno de los Estados Unidos en visitar la CTA y  Dharamsala. Llamó a China a liberar de inmediato al 11er. Panchen Lama, que fue  secuestrado y ha estado desaparecido durante los últimos 25 años. El embajador también  respaldó la Resolución sobre la reencarnación adoptada por la 8ª Conferencia Internacional de  los Grupos de Apoyo al Tíbet, y la 3ª Asamblea General Especial celebrada el año pasado. La  14ª Conferencia Religiosa Tibetana también declaró que Su Santidad el Dalai Lama es la única  autoridad con respecto a su reencarnación.

Los gobiernos de los Países Bajos y Bélgica también han declarado claramente sus posiciones.  El gobierno belga ha dicho que es la comunidad religiosa tibetana la que decidirá sobre la reencarnación del Dalai Lama sin interferencia de las autoridades temporales. Durante la oración de larga vida, dirigida por la Administración Central Tibetana (CTA),  ofrecida a Su Santidad por los tibetanos de todo el mundo, en mayo de 2019, Su Santidad

reafirmó que vivirá más de 110 años. Si bien ninguna cantidad de palabras es suficiente para  expresar nuestra gratitud inconmensurable hacia Su Santidad, nos gustaría dedicar el año 2020  como “Gracias, Dalai Lama” año para celebrar el legado y los cuatro compromisos de Su  Santidad.

Recibimos de buen modo que tibetanos y amigos de todo el mundo organicen actividades  dentro de sus capacidades para crear conciencia sobre la vida y obra de Su Santidad. Damos la  bienvenida al reciente anuncio de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los  Derechos Humanos, Michelle Bachelet de su decisión de visitar Xinjiang este año. Sin embargo,  le recomendamos encarecidamente que visite el Tíbet y presione a China por el acceso sin  restricciones, para monitorear el deterioro de las condiciones de derechos humanos en Tíbet.

Bajo el liderazgo iluminado de Su Santidad, los tibetanos en el sur de Asia son reconocidos como una de las comunidades de refugiados más exitosas y efectivas del mundo.  Si el gobierno chino alberga cualquier esperanza de que el tema del Tíbet pierda gradualmente  su impulso, nos gustaría enviar un mensaje claro de que persistiremos. El coraje indomable de los tibetanos dentro del Tíbet continuarán inspirando a aquellos de nosotros en el exilio para  fortalecer nuestro compromiso. La paz en el Tíbet solo puede restaurarse mediante el Enfoque  del Camino Medio. Por lo tanto, el gobierno chino debe reanudar el diálogo con los enviados  de Su Santidad El Dalai Lama.

Representando el verdadero espíritu de unidad de las tres provincias del Tíbet, los tibetanos en  el exilio están luchando colectivamente por realizar las aspiraciones de los tibetanos dentro del  Tíbet. Aquellos de nosotros que vivimos en libertad tenemos la responsabilidad de  salvaguardar el mayor interés de nuestro pueblo y liderar la causa tibetana hacia adelante.

La actual epidemia de COVID-19 es una emergencia de salud pública mundial y nos impulsa a  todos a tomar medidas de precaución. Ofrecemos nuestras oraciones en solidaridad con todos  aquellos países e individuos afectados por esta epidemia. Dentro del Tíbet, se sospecha que  hay más de 100 casos de coronavirus. Sin embargo, debido a la falta de libertad de expresión y transparencia en China, no podemos obtener una confirmación real. Expresamos nuestro más  profunda solidaridad hacia los tibetanos infligidos por este brote y rezamos para que el  coronavirus sea contenido.

Al Kashag le gustaría aprovechar esta oportunidad para ofrecer nuestro profundo  agradecimiento a la gran nación y pueblo de la India, los gobiernos, los parlamentos, los  grupos de apoyo al Tíbet en todo el mundo, individuos y organizaciones que apoyan la causa  justa del Tíbet y se solidarizan con el pueblo tibetano en este momento crítico. Me gustaría  agradecer a los miembros del Parlamento Europeo por establecer el Grupo de Interés por el  Tíbet en el recientemente elegido Parlamento Europeo. Les insto a todos a estar con nosotros  hasta el día en que los derechos humanos y la justicia prevalezcan en el Tíbet.

Finalmente, ofrezco mis sinceras oraciones por una vida sana y larga para nuestro líder más  venerado, Su Santidad el 14º Dalai Lama. En marzo de 1959, se vio obligado a huir bajo  circunstancias extremadamente difíciles.  Rezo para que Su Santidad vuelva pronto a casa,  donde los tibetanos de dentro y fuera del Tíbet se reunirán y se restablecerá la libertad básica  en el Tíbet.

Bhod Gyalo! ¡Victoria para el Tíbet!

El Presidente
Central Tibetan Administration
10 de marzo de 2020

About Gonpo Phyag

Escribe un comentario

A %d blogueros les gusta esto:
Ir a la barra de herramientas