Tomek Lehnert, nuestro amigo más noble y fiable, conocido y querido en todos nuestros centros del Camino del Diamante, nos dejó hoy alrededor de las 17, hora central europea. Sin duda, todos los que lo conocieron comparten el sentimiento por esta inmensa pérdida.

Conocido como un gran pilar de inagotable buen humor y profundo entendimiento, enseñó y ayudó a otros a entender la sabiduría profunda de nuestras prácticas. Muchos quedarán golpeados por esta enorme pérdida durante un tiempo largo.
No hay duda que continuará beneficiando a otros durante sus vidas futuras, sin importar dónde se vuelva a manifestar su radiante rostro para inspirar y llevar al despertar a las personas que tienen una apertura natural a la gran riqueza de la mente. Sus incontables amigos en nuestros centros del Camino del Diamante de todo el mundo intentarán continuar con su trabajo de forma tan fructífera como les sea posible. Estarán anhelando la continuación de su inspirador trabajo.
En nombre de todos aquellos que se sintieron más directamente tocados por él: por favor, regresa lo más pronto posible y continúa con nuestro trabajo, que es único.
Suyo, en nombre de todos a quienes inspiraste, Lama Ole.

PD: En resumen, Tomek, ya te extrañamos el primer día, así que no tardes mucho en regresar.

Lama Ole Nydahl

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *