El que habla no es sabio, sabio es el que calla.

Así me fue enseñado por el anciano maestro.

Pero si me dices que el viejo era un sabio

me pregunto

¿por qué escribió cinco mil palabras para probarlo?

Po Chu-I, después de leer a Lao Tse. (772-846)

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *